La importancia de la imagen en la web 2.0 (parte 2)

[mp_row bg_video_youtube_repeat=”true” bg_video_youtube_mute=”true” bg_video_repeat=”true” bg_video_mute=”true”]

[mp_span col=”12″ style=”min-height: 40px;” classes=” motopress-space”]

[mp_space]

[/mp_span]

[/mp_row]

[mp_row bg_video_youtube_repeat=”true” bg_video_youtube_mute=”true” bg_video_repeat=”true” bg_video_mute=”true”]

[mp_span col=”12″]

[mp_text]

“Valorando los riesgos es evidente que hay superioridad de puntos a favor para crear una imagen corporativa en Internet”

[/mp_text]

[/mp_span]

[/mp_row]

[mp_row bg_video_youtube_repeat=”true” bg_video_youtube_mute=”true” bg_video_repeat=”true” bg_video_mute=”true”]

[mp_span col=”12″ style=”min-height: 20px;” classes=” motopress-space”]

[mp_space]

[/mp_span]

[/mp_row]

[mp_row bg_video_youtube_repeat=”true” bg_video_youtube_mute=”true” bg_video_repeat=”true” bg_video_mute=”true”]

[mp_span col=”12″]

[mp_text]

Cualquier empresario probablemente se haya preguntado alguna vez: ¿dar a conocer mi negocio por Internet sería beneficioso y enriquecedor o por el contrario, supondría un peligro? La principal ventaja que supone trasladar la imagen corporativa a la web 2.0 es la mejora de la imagen de marca: al crear un dominio propio en la web se construye consecutivamente un acercamiento hacia el actual y potencial consumidor, permitiendo que este la perciba como una empresa experta y cercana. La empresa pasa a ser vista como innovadora y en línea con las nueva era tecnológica.

Además, la diferenciación y notoriedad facilita el posicionamiento de la marca en la mente del consumidor y permite ganar visibilidad. En la web podremos aprovecharnos de distintas herramientas ya sea a través del trato al cliente exclusivo, promociones u otros mecanismos que frenen a la competencia y nos posicione como referencia dentro del segmento en el que estamos.

Otra ventaja de la presencia corporativa online es la ayuda que nos proporciona a la hora definir nuestro target: gracias a las herramientas on-line o dominios web que analizan cuantitativa y continuadamente las actividades corporativas en las distintas redes sociales, es posible conocer al detalle el publico objetivo a fin de enfocar la comunicación de marca hacia sus deseos y necesidades; lo cual sería mucho más costoso y menos preciso, con posibilidad de equivocarnos en caso de usar las herramientas convencionales.

Por último y no menos importante, toda marca tiene como objetivo principal crear engagement y fidelización, crear una relación “one to one” donde podamos ofrecer un servicio de forma individualizada. Se usan las redes sociales como canal de atención al cliente, lo que lo convierte en un elemento comunicativo que aumenta la satisfacción, ya que el cliente se siente escuchado y atendido. La marca está presente las veinticuatro horas para resolver sus dudas o responder los comentarios de su audiencia; así como para lanzar nueva información continuamente. Además, le acompaña en su vida cotidiana, puesto que después de todo, el consumidor pasa el mayor tiempo conectado a la web

Es cierto que no todo son ventajas, pero valorando los riesgos es evidente que hay superioridad de puntos a favor para crear una imagen corporativa en Internet. Entre algunos de los peligros de estar presente en la web 2.0 nos enfrentamos a la necesidad de tener un claro protocolo de actuación ante cualquier crisis digital que se pueda producir, debido a que los fallos son conocidos y difundidos rápidamente.  Las redes sociales nos hacen visible a la competencia, pero el riesgo de la publicación de información confidencial puede conllevar consecuencias desafortunadas como la posible pérdida de privacidad. Por último, habrá que dotar a la empresa de herramientas e infraestructuras potentes para mantener un diálogo fluido de calidad para que, lo que en principio es una ventaja, no sea perjudicial.

[/mp_text]

[/mp_span]

[/mp_row]

Leave a Comment

Your email address will not be published.